Champú Casero Para El Cabello:

98830038_2649859585259113_2591047709754392576_n

leche de coco Recientemente ha habido un número creciente de recetas de champú que se centran en el uso de leche de coco. A menudo se combina con otros ingredientes como miel, vinagre, jabón de castilla y aceites transportadores. ¿Es la leche de coco un champú adecuado? ¿Limpia el cabello, cierra la cutícula y equilibra el pH? La leche de coco por sí sola (sin jabón) no limpiará el cabello. ¡Entonces falla la primera tarea! El pH de la leche de coco es casi neutral (alrededor de 6.0-7.0), que es demasiado alto para el cabello. La leche de coco proporcionará algunas vitaminas e hidratación al cabello, pero no cerrará la cutícula ni equilibrará el pH del cabello. El uso a largo plazo del ‘champú’ de leche de coco en realidad puede provocar daños en el cabello.

Ingredientes para hacer el champú solido casero.
  • 1 penca (hoja de aproximadamente unos 15 cm) de Aloe Vera.
  • 1 rama de romero fresco(aproximadamente una cucharada).
  • Medio kilo de jabón de glicerina.
  • 2 cucharadas de zumo de limón.
  • 150 ml de agua* mineral o filtrada.
  • 2 cucharadas de aceite de almendra dulce.

Shampoo casero es el bicarbonato de sodio.

Ingredientes: la base del shampoo casero es el bicarbonato de sodio, pues este compuesto tiene la propiedad de limpiar y remover la grasa de las hebras exitosamente. Junto con el bicarbonato de sodio usaremos vinagre de manzana, ideal para acondicionar el pelo después de lavarlo.

Paso a paso: Lo primero que debes hacer es mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua tibia. Mezcla bien los ingredientes. Una vez que los ingredientes estén mezclados ya tienes tu shampoo.

La cantidad de bicarbonato de sodio debes aumentarla según lo graso que sea tu cabello, si es muy grasoso aplica hasta tres cucharadas de bicarbonato.

Este shampoo simple lo puedes potenciar con aceites esenciales para mejorar su aroma y función. Por ejemplo, el aceite de sésamo es ideal para crear un shampoo casero para el pelo seco. También puedes agregar aceite de romero para hacer un shampoo casero para la caída del cabello.
El aceite esencial de lavanda te permitirá crear un shampoo casero relajante y con un delicioso aroma, mientras que el aceite de té de árbol te permitirá tener un champú casero para la caspa.
También puedes agregar a esta mezcla dos huevos para un shampoo casero para el cabello brillante y para el cabello rizado o con frizz.

Aplica el shampoo casero como cualquier otro champú y enjuaga con agua tibia.
Luego de lavar tu cabello aplica un poco de vinagre de manzana y enjuaga con agua. Mientras más vinagre de manzana apliques más acondicionado quedará tu cabello, así que no abuses para que no pongas en riesgo tu pelo brillante y suave.

champú casero

Shampoo casero de Aloe Vera 

Esta es la receta de un shampoo casero ideal para personas con el cuero cabelludo sensible o el cabello muy débil, pues las propiedades suavizantes de la aloe vera no sólo dejarán tu cabello manejable, sino tu evitarán cualquier brote alérgico por los químicos presentes en los champús comerciales.

Para hacer un shampoo casero de aloe vera necesitarás glicerina, aceite vegetal, bicarbonato de sodio o jabón en gel y aceite de aloe vera o trozos de cristal de aloe vera.
Mezcla todos los ingredientes y procésalos hasta obtener una mezcla líquida y espesa. Dos cucharadas de bicarbonato de sodio o 60 ml de jabón líquido, 5 ml de glicerina y 2 ml de aceite.
Al igual que con el shampoo anterior a esta receta también puedes agregar unas gotas de aceites esenciales para potenciar su efecto.

Comentarios Sociales