Ser abuela

ser abuel no me hace

Hay padres que no aman a sus hijos; no hay abuelo que no adore a sus nietos. Cuando los abuelos entran por la puerta, la disciplina vuela por la ventana.

Las abuelas, son esas personas que vemos con más respeto que a los padres; son como las raíces de un árbol que dará diferentes ramas que son los hijos, y de ellos nacerá lo más maravilloso de la vida, que son los nietos.  No hay nada más difícil y a la vez placentero que escuchar una suave voz querida llamándote “abuelita”. Es signo de que ha pasado el tiempo, pero también de que algo bueno has hecho,  algo que te llena de ternura. Cuando llegan los nietos descubrimos que hay más amor en nuestros corazones de lo que jamás habíamos imaginado. El corazón rebosa con la voz de los nietos llamándonos cuando nuestros hijos nos los traen a casa. Pensábamos que el amor de madre era el más sublime, y el de mayor intensidad posible… pero cuando nuestros hijos llegan con nuestros nietos, nos encontramos con que ese ser diminuto recién llegado nos roba el sueño noche y día, y sólo queremos verlo crecer entre nuestros brazos

Comentarios Sociales