El Fin de la Tiroides

C48A81CB-2FAB-4E95-A434-3083D809BF64

Le dijeron que comiera repollo por un mes todos los días y de repente comenzó a sentir algo extraño en las articulaciones y sus glándulas tiroides.

Las toroides son unas glándulas en forma de mariposa que se encuentran en la parte superior del cuello. Estas tienen una función regularizadora del organismo muy importante. Por eso cuando estas no están funcionando correctamente nuestro cuerpo puede verse seriamente afectado.

Depende del tipo de afección que nuestras glándulas tiroideas están presentando van a ser los efectos adversos que vamos a enfrentar en el cuerpo, e incluso pueden agrandarse creando un gran bulto en nuestra garganta. Pero los problemas que ocasionan pueden aun ser peores si no la tratamos a tiempo.

Lo mejor de todo para tratar este problema y evitar que nuestras glándulas se descontrolen es mediante a la alimentación. Si comemos saludables esto puede mantener controladas las funciones de la tiroides.

Dentro de esos alimentos que ayudan a la salud de esta glándula está la col rizada o repollo. Comerlo regularmente ayudará a prevenir que estas se enfermen. Pero si ya está padeciendo esta enfermedad te ayudará a mantenerla bajo control.

La tiroides es una pequeña glándula en forma de mariposa, ubicada en la base de la parte delantera de cuello. El hipotiroidismo, a veces también llamado tiroides con función lenta, es una afección en la que la glándula tiroides no produce suficiente cantidad de ciertas hormonas importantes.

Las hormonas producidas por la tiroides, la triyodotironina o T3 y la tiroxina o T4, repercuten mucho sobre a salud y afectan casi todos los aspectos del metabolismo: mantienen la velocidad con la que el cuerpo utiliza las grasas y los carbohidratos, ayudan a controlar la temperatura corporal, influyen sobre la frecuencia cardíaca y permiten regular la producción de proteínas.

Cuando la tiroides no produce suficiente T3 ni T4, el resultado es el hipotiroidismo. En la mayoría de los casos, el hipotiroidismo puede tratarse con seguridad y eficacia mediante la hormona sintética levotiroxina, que reemplaza a la T3 y T4 naturales del cuerpo.

Comentarios Sociales