Plantar Ruda

En muchos hogares podemos observar una planta de ruda, sin duda se trata de una tarea simple y gratificante a la vez. Como es popularmente conocida por sus propiedades medicinales, es ventajoso tenerla, por lo cual la pregunta es: Cómo plantar ruda en casa. Para conocerla un poco más a la planta de ruda, se caracteriza por ser un arbusto «perenne», ideal para decorar los jardines con pocos cuidados. Es una planta que pertenece a la familia de las Rutaceae, es decir plantas extremadamente grande.

Hoy en día es bien conocida por sus propiedades medicinales y como complemento alimenticio, sin embargo hay que ejercer cuidado con la cantidad de consumo. Recordemos, que puede producir contracciones en el útero, de hecho estimular el parto.

Entre otros beneficios podemos mencionar algunos:

Mejora del sistema circulatorio.
Actividad sedante.
Mejora la digestión.
Efecto antiespasmódico.
Veamos a continuación algunos aspectos y factores a tener en cuenta para plantar ruda en casa:

DESCUBRE CÓMO PLANTAR RUDA

Es importante saber que las necesidades básicas de la planta son sencillas y no requiere condiciones especiales para su cultivo, sin embargo seguir algunos consejos nos ayudará a obtener excelentes producciones.

SUELO, SUSTRATO Y CANTIDAD DE AGUA

La planta de ruda se adapta a todo tipo de suelos, aunque donde se desarrolla mejor es en terrenos medios, entre arena y limo con buen drenaje.

Además, la materia orgánica beneficia el crecimiento y hasta mejora la absorción de nutrientes. Como así también esto permite una buena conservación de la humedad, produciendo así las hojas nuevas.

Con respecto al riego, el sol a pleno y a las altas temperaturas, se requiere repartir el riego a 3 por semana o 1 litro por planta.

CLIMA Y TIEMPO

Recordemos que la planta de ruda se adapta a los entornos cálidos y con buena iluminación, cuando las temperaturas bajan es necesario utilizar medios de protección como cultivar en interior en macetas.

En caso de que decidamos el cultivo en maceta, brindémosles un entorno con buen acceso a la luz.

DESARROLLO DE LA PLANTA

La planta de ruda se siembra en la época primaveral y siempre observando que la temperatura no sea baja, por lo que acudiremos a la maceta en el interior del hogar.

De hecho, se puede utilizar un semillero con tapa transparente para conservar la humedad de la planta y el calor para el desarrollo inicial de la planta.

Se puede acelerar el proceso de germinación a través de la semilla en una maceta, controlamos el sustrato y la humedad constante. Además, podemos cambiar las condiciones climáticas, es decir transportando la maceta al interior del hogar o al exterior de la casa.

Cuando observemos que la planta ya tiene los primeros 10 cm. de desarrollo, es momento de transplantarla al lugar definitivo. Podemos colocarla en una maceta amplia o bien en el jardín.

Preparar un corte de ruda:

Para lograr esto, buscaremos una rama bien formada y saludable. Se retiran las hojas del fondo y podemos colocarla en un florero con sustrato previamente humedecido, se riega 2 veces por semana en días de calor y 1 vez por semana en clima fríos.

Cuando veamos que la planta comienza a producir las nuevas raíces, ya estará lista para trasplantar.

PROTEGERLA DE LAS PLAGAS COMO INSECTOS

Generalmente la ruda se cultiva alrededor de las hortalizas, porque de esta manera se protege y ahuyenta a los insectos picadores de las hojas.

Estas plagas puede suceder debido a que contiene extractos químicos que reducen la movilidad de muchos insectos, tales como la mosca blanca, pulgón, ácaros, entre otros.

¡Sigamos todos estos consejos y recomendaciones para lograr con éxito plantar nuestra ruda en casa!

Comentarios Sociales